Camping in Mountains

Los Diez Valores

 

Los Diez Valores de CCIAL

1 - Dependencia de Dios


Creemos que Dios es soberano y tiene potestad sobre todas las cosas. Dependemos de Él para el cumplimiento de nuestra visión y para la provisión de todas nuestras necesidades como Asociación. Al enfrentar dificultades (falta de voluntarios, de fondos, de miembros o de resultados), recordamos que separados de Él, nada podemos hacer. “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.... Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho” Juan 15: 5, 7.




2 - Amor por los que no conocen a Cristo


Dios se muestra solícito por aquellos que no conocen a Cristo. Por lo tanto, creemos en la
importancia de mantener un constante interés por la conversión de las personas. Como
Asociación, creemos en promover el uso del campamento como una herramienta por
excelencia para alcanzar a los no creyentes con el mensaje de Jesucristo.

“Respondiendo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad del médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento” Lucas 5:31-32. “Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente” Lucas 15:10.




3 - Comunidad bíblica temporal


La Biblia enseña que la vida cristiana debe ser vida en comunidad (koinonía). Por eso, nosotros como Asociación promovemos la formación de una comunidad bíblica temporal (campamentos organizados como grupos pequeños). La comunidad bíblica se caracteriza por el perdón, la aceptación, la sanidad, la transparencia, el crecimiento, las relaciones sanas y la sujeción. El vivir en esta comunidad bíblica temporal nos sirve de modelo para el ideal de una vida comunitaria permanente, que es la Iglesia.
“Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas,... y
perserverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón” Hechos 2:44, 46.




4 - Formación de líderes


Creemos en la capacitación de líderes-siervos en los campamentos por medio de un proceso educativo. Ese proceso educativo es la enseñanza, tanto teórica como práctica, que lleva, no solamente a informar sino a transformar la vida del líder. Dicho proceso exige dedicar tiempo y esfuerzo suficiente para lograr esta formación. Así, la Asociación aporta a la iglesia líderes equipados para moldear las vidas de los camperos.
“Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” II Tim. 2:2.




5 - Servicio voluntario


Creemos que CCI pertenece a sus miembros, y se sostiene y crece en la medida en que haya voluntarios motivados a involucrarse. El voluntario es la vida de la Asociación. Creemos que el servicio voluntario de los miembros es vital para el cumplimiento de nuestra misión. Creemos que cuanto más se involucra el miembro, más beneficios recibe.
Creemos que una visión en común, más la unión de los dones individuales, genera trabajo en equipo. El trabajo en equipo permite a la gente común alcanzar resultados fuera de lo común. “Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos” II Cor. 3:4.




6 - Búsqueda de Excelencia


Creemos que la excelencia honra a Dios e inspira al hombre. La excelencia tiene dos
propósitos: atrae e inspira a la gente, y demuestra un alto nivel de compromiso con la obra de Dios y con nuestra relación con Él. Creemos que la excelencia es hacer lo mejor que uno
pueda con lo que tiene, buscando lo mejor cada vez. La excelencia debe reflejarse en los
corazones, las actitudes y los esfuerzos de cada miembro en el aporte que hace. Para trabajar con excelencia, hay que entender que no se puede abarcar todo, sino que hay que seleccionar unas cuantas cosas y realizarlas de la mejor manera posible.

Como Asociación aspiramos a que cada miembro descubra sus dones y talentos y a que los aporte haciendo su mejor esfuerzo. Sabemos que esto llevará a la excelencia.
“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres....” Col. 3:23.




7 - Somos una familia


La familia de CCI está compuesta por miembros que representan a muchas denominaciones, campamentos, y organizaciones paraeclesiásticas. Pero a todos nos une nuestra declaración de fe, la misión, los Valores Medulares y nuestro amor al ministerio de campamentos. Creemos que no es el deber ni el llamado de esta Asociación enseñar doctrinas, sino proveer ayuda e información a nuestros miembros, de manera que los campamentos cristianos sean verdaderamente un instrumento de Dios. Nuestro compromismo es no criticar a la Iglesia ni tratar asuntos eclesiásticos controversiales. Esto nos permite movernos con libertad entre diferentes iglesias, instituciones y organizaciones, y ser un vehículo para la unidad dentro de los círculos evangélicos.
Creemos que las actividades de CCI crean un ambiente propicio para que los cristianos vivan una experiencia completa del cuerpo de Cristo en lo referente al compañerismo y la expresión de nuestra unidad en Cristo. “Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa” Fil. 2:2.




8 - El espíritu de compartir


Creemos que todo lo que tenemos como Asociación, lo hemos recibido de otros. Parte de ello es herencia de otras generaciones, y otra parte la hemos creado nosotros. Todo lo que
tenemos le pertenece a Dios. Es para su gloria y bendición de su pueblo el compartir con
generosidad, tanto las ideas como los recursos.

“En todo, os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor de Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir” Hechos 20:35.




9 - Mayordomía de la creación de Dios


Creemos que el mundo creado por Dios está amenazado por la contaminación y por la mala
administración. La Asociación, por medio de los campamentos, educa a sus miembros en cómo contrarrestar este descuido por parte del hombre.

Creemos que, en gratitud a Dios y en obediencia a su mandato, la Asociación debe promover, por medio de los campamentos, la conservación del medio ambiente y el aprovechamiento de todo lo que Dios nos ha provisto.
“Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” Gén. 1:28.




10 - Recreación con propósito


Creemos que una vida de celebración y recreación es bíblica. El propósito de la celebración es recordar que Dios es el autor de la creación (Ex. 20:8,9) y de la redención (Dt. 5:15). El
producto de la recreación es orden, comunidad, y gozo; de lo contrario, no es recreación.
Creemos que la recreación tiene la capacidad de crear un ambiente para crecer, y por eso el campamento hace amplio uso de ella.

“Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida” Ecl. 3:12.





CCI AL - Modificado - White.png